Los alumnos del curso. FSMLR

Los alumnos del curso. FSMLR

Han finalizado los dos módulos del certificado de profesionalidad financiado por el Ecyl que se impartieron en la sede de la “Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico”

Los quince alumnos que desde el pasado mes de abril se han formado en interpretación y educación ambiental en Aguilar de Campoo han completado con éxito los dos módulos ofrecidos, lo que les ha llevado a la obtención del certificado de profesionalidad.

Un curso financiado por el Servicio Público de Empleo de la Junta de Castilla y León (Ecyl) e impartido en la sede de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico en la villa galletera.

Tras el desarrollo el año pasado de dos de los cuatro módulos que componen la acción formativa, este ejercicio se han dado los dos restantes, orientados a que los alumnos pudiesen conocer distintos programas de educación ambiental, así como sus ámbitos de desarrollo y ejecución.

El primero, de carácter teórico, ha tenido una duración de 120 horas, del 4 de abril al 6 de mayo; y el segundo se ha concretado en 80 horas de prácticas que los participantes han desarrollado del 9 al 30 de mayo en la fundación aguilarense, empresas y entidades del entorno.

A lo largo de estos meses, los asistentes se han acercado a la interpretación del patrimonio, realizando varias salidas que han ayudado a una mejor comprensión de la materia. Así, han visitado espacios como el Centro Expositivo Rom: Románico y Territorio en el Monasterio de Santa María la Real de Aguilar, el Centro de Interpretación del Bisonte Europeo de San Cebrián, la Casa del Parque de Cervera, la Cueva de los Franceses en Revilla de Pomar y el castro de Monte Cildá en las cercanías de Olleros de Pisuerga.

SALIDAS PROFESIONALES. El curso de interpretación y educación ambiental que se ha desarrollado en la villa tenía como objetivo fomentar la inserción laboral de los participantes o mejorar su situación profesional, pues en él han participado personas sin trabajo e inscritas en las oficinas del Ecyl o que estaban registradas para mejora de empleo.

Tras haber conseguido esta semana su certificado de profesionalidad, a partir de ahora los alumnos podrán optar a diversos puestos de trabajo entre los que estarían: guías de reservas naturales e interpretadores del entorno socio-natural; profesionales, educadores e informadores ambientales; monitores de la naturaleza, de equipamientos, de campañas y educación ambiental.

Fuente: Diario Palentino. Marta Redondo Moreno.